Te escribo para no envejecer en demasía

Silenciosa la aldaba cerrará la puerta
y la sombra de nuestros cuerpos
dejarán su aroma en las paredes,
la cotidiana historia de Antonin Artaud ,
tu nombre en cada poema que la vida atraviesa.
Entonces no podré olvidar la textura de tus besos
la inevitable pregunta que cada noche mi cuerpo
reclama.

Regresarás a mi despojando los atuendos
de mi sombra
y desearás que esta promesa no se oxide
con las primeras palabras que inician la
madrugada.Seremos el único farol que ilumine esta esquina
de la noche

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Un pensamiento en “Te escribo para no envejecer en demasía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


9 − = cuatro